lunes, 4 de agosto de 2008

Dos Años

Esta mañana un colega me envió este correo y decidí publicarlo.

Se bebió la botella de aguardiente y miró las auras tiñosas que sobrevolaban –como cada día– la Plaza de la Revolución. Era un martes, y el primero de agosto de 2006 lo encontró asomado al balcón oteando los cambios que vendrían. La noche anterior habían leído en la tele la Proclama en la que el Máximo Líder delegaba –temporalmente– sus poderes. Reunió a los amigos y durante toda la madrugada se la pasaron hablando del futuro, mientras las calles permanecían extrañamente vacías.

Durante las primeras semanas posteriores al anuncio, escuchó con más atención los noticieros y compró algunos enlatados para no tener que ir afuera. Desempolvó su radio chino que –sólo en una esquina del baño– captaba las emisoras de onda corta. Entretanto, evitó cambiar los euros que su mamá le había enviado y se hizo de una buena provisión de velas y baterías.

Al sexto mes ya había dejado de mirar por la ventana, de leer entre líneas el periódico y de grabar en una cinta todo aquello que le parecía un testimonio de “los últimos días”. Convocó otra vez a los amigos, pero esta vez recordaron historias de los años ochenta, la beca y el período especial.

Dos años después de aquel 31 de julio, se ha sentado de espaldas a la ciudad y muestra una postal que su ex novia le mandó desde Jerusalén. Hace semanas que no mira la prensa ni sintoniza las interferidas emisoras. En la alta noche nos ha contado que su madre le pidió que se fuera, a Italia, con ella. Le ha dicho que sí, pues ningún olor de transformaciones ha vuelto a recalar en su terraza.

3 comentarios:

Iván dijo...

Es el diario que a muchos a hecho virar la espalda a la ciudad

solo ojos dijo...

es una triste realidad que choca tajante-mente con la realidad de muchos de los que andamos a pié y no a pié , pero bueno que se le va a hacer , hay que seguir adelante y al menos desde este par de cristales no pienso darle la espalda a mi ciudad y a mi país en general , pues nada cae del cielo en esta vida , estés en el país que estés .

Aguaya Berlín dijo...

Cómo me alegra que unos se pasen de mano en mano, en el formato que sea, lo que escriben los bloggers desde Cuba!!!!!

Este mensaje que te envió tu amigos es el post del 1 de Agosto de Yoani Sánchez en su blog Generación Y. Loa cabo de chequear ahora y los comentarios llegan a 3263.

Los posts tuyos quizá se estén pasando también, Ojos!!!!

Un abrazo,
AB